¿Cómo diseñar un buen plan de marketing?

A la hora de desarrollar una actividad lo más importante es tener un plan. Las ganas son fundamentales pero el camino es largo y pueden ir desapareciendo. Por eso, con un plan establecido, unos objetivos y métodos, siempre sabrás qué hacer, incluso cuando no tengas ganas o te falte inspiración.


Como ya hemos comentado anteriormente, es básico que una marca sea una unidad, que cada contenido siga un sistema establecido y no publicar lo que te apetezca ese día. Todo tiene que estar bien integrado en un plan estratégico.


Hoy vamos a hablar de, posiblemente, el plan más importante a desarrollar cuando comienzas una aventura emprendedora: el plan de marketing.


El marketing nos ayuda a ejecutar las estrategias y conseguir los objetivos marcados, por ello es fundamental contar con un plan que nos marque la ruta.

En este post te ayudamos a desarrollar tu propio plan de marketing para que alcances tus objetivos de manera eficaz.


PASOS A SEGUIR


  • El análisis. El primer punto es, siempre, realizar una investigación de nuestro sector. Ver cuáles son las ventajas y los inconvenientes de desarrollar la actividad. En este punto podemos utilizar diferentes métodos, uno de los más conocidos es el DAFO, que se centra en analizar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.

- Debilidades: todos aquellos puntos débiles de origen interno. Pregúntate en qué podrías mejorar.

- Amenazas: ahora toca analizar los puntos débiles respecto al sector. Pregúntate en qué es mejor la competencia, qué cosas hacen que sean más 'contratables' que tú.

- Fortalezas: después de analizar lo mejorable, vamos a centrarnos, de nuevo desde el punto de vista interno, en todo aquello que nos hace fuertes: en qué somos buenos, qué nos diferencia, etc.

- Oportunidades: busca puntos fuertes de tu sector, analiza qué funciona y que tú podrías seguir, cómo mejorar tomando como partida a la competencia, etc.


Pero no te limites al DAFO, analiza tu web, tus redes... y también las de la competencia. Anota qué les funciona a ellos.


¡OJO! No sirve de nada copiar, sirve para inspirarte.

LO QUE LE FUNCIONA A OTROS NO TIENE POR QUÉ FUNCIONARTE A TI.


  • Los objetivos. Una vez que hemos realizado la investigación toca marcarnos los objetivos. Estaría bien hacer una tabla con columnas y poner objetivos a corto, medio y largo plazo.

IMPORTANTE: los objetivos tienen que ser siempre realistas y, sobre todo, medibles. No nos sirve de nada tener objetivos que no podemos medir y utilizar más tarde para mejorar aspectos de nuestra estrategia.


En los últimos años se habla de los objetivos SMART (por sus siglas en inglés):

- Específico

- Medible

- Alcanzable

- Realista

- Tiempo


  • El público. Al igual que hemos desarrollado los objetivos, ahora vamos a describir a nuestros futuros clientes. Puedes hacerlos tan realistas como quieras, para ello hazte muchas, muchísimas preguntas:

- ¿A qué se dedica?

- ¿Qué edad tiene?

- ¿En qué zona vive?

- ¿Está dispuesto a pagar por tus servicios?

- Se dedica a tiempo completo a su negocio?


Puedes hacer tantas preguntas como se te ocurran, de esta manera el público objetivo estará delimitado y tú sabrás a quién dirigirte. (Esto es súper necesario para utilizar los hashtag en redes sociales).

Consejo: no segmentes demasiado o te quedarás sin público.


  • La estrategia. Una vez que tenemos nuestros pros y contras, nuestros objetivos y nuestro público, vamos a desarrollar ideas para llegar a ellos. En este punto tenemos que elegir canales y tipo de contenido. ¿De qué vamos a hablar? ¿Cómo vamos a hacerlo?

* En post siguientes no centraremos en la estrategia de contenido.


Sería recomendable hacer una tabla. Imprímela si quieres y pégala donde la puedas ver cada vez que te sientes a desarrollar contenidos. Ten tu plan siempre en mente y, sobre todo, tus objetivos.


Intenta desarrollar varias ideas para cada objetivo. Pregúntate ¿cómo lo voy a conseguir?


  • El control. Como ya habíamos dicho, es fundamental que los objetivos se puedan medir. Ya hayas escogido aumentar seguidores, conseguir más clientes, que te pregunten por un determinado servicio... es el momento de medir.


Analiza qué funciona y qué no. Qué objetivos has alcanzado y cuáles no. Modifica las estrategias de aquellos objetivos que no hayas conseguido y vuelve a intentarlo.



Con estos cinco pasos, a grandes rasgos, tendrás un plan de marketing para trabajar tu marca y conseguir clientes de una manera organizada e inteligente, sin perder tiempo en crear contenido sin basarte en tus objetivos.



Pero además...¡¡TENEMOS UN REGALO!! Escríbenos un comentario en redes o por email y te enviaremos una plantilla para realizar tu propio plan GRATIS.

6 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

¿Quieres estar al tanto de las novedades?

©2019 by ACRÓPOLIS COMUNICACIÓN.